¿Qué puede causar dolor vaginal? Razones por las que tu vagina necesita un retiro de yoga

El yoga es el arte de la meditación en movimiento. La práctica aprovecha el estiramiento y la pose del cuerpo con técnicas de respiración. Hay muchos estilos de yoga diferentes, desde Kundalini hasta Bikram, y todos ofrecen una perspectiva y estrategia diferentes para entrenar tu cuerpo y tu mente.

La idea detrás del yoga es permitirle un mejor control sobre su cuerpo usando su mente. Los ejercicios de estiramiento y respiración forjan una conexión "mente-músculo" que le da un mejor control sobre la respuesta de su sistema nervioso y muscular.

Con el yoga, puede entrenarse para controlar tanto su cuerpo como su mente. A través de la respiración, puede reducir su frecuencia cardíaca y ralentizar sus ondas cerebrales, entrando en un estado de paz y calma en cuestión de minutos.

Para tratar el dolor del suelo pélvico y otros problemas de incontinencia o cuestiones vaginales relacionadas con el parto o el envejecimiento, el yoga puede ayudar.

 

Detener el vaginismo

Si se pregunta qué puede causar dolor vaginal en las mujeres, puede resultarle sorprendente saber cuántos trastornos de salud adversos afectan su vagina.

El vaginismo describe un trastorno médico que afecta la vagina: las mujeres que viven con esta disfunción experimentan un apriete involuntario de los músculos vaginales. Los músculos se aprietan con tanta fuerza que la penetración de la vagina es casi imposible.

El yoga puede ayudar a relajar el cuerpo y aliviar la tensión y el estrés. La meditación consciente te ayudará a conectarte con los músculos vaginales, aliviando la presión.

Muchas mujeres encuentran que sus síntomas de vaginismo se relacionan con sus emociones negativas y los síntomas empeoran cuando se sienten deprimidas o deprimidas. La práctica regular de yoga ayuda a eliminar estas emociones negativas, lo que le permite recuperar el control de su mente.

 

Posturas de yoga para beneficiar su salud vaginal

Encuentra un estudio de yoga cerca de ti y haz arreglos para tomar algunas clases. Algunas de las posiciones de yoga más efectivas para prevenir el vaginismo incluyen las siguientes.

 

Balasana (la postura del niño): una postura de reposo que calma la mente. Esta postura estira los muslos, las caderas, los glúteos y la espalda baja, expandiendo la pelvis con cada respiración que tomas.

Malasana: esta posición en cuclillas requiere que te mantengas en la parte inferior del movimiento, lo que te proporciona conexión a tierra y una sensación de calma. Esta posición activa los músculos del suelo pélvico, lo que ayuda a aflojar y tensar la región pélvica.

Supta Baddha Konasana: esta pose simple estira la ingle, la parte interna de los muslos y las rodillas. Esta postura ayuda a inducir la calma y aliviar el estrés mientras elimina los sentimientos de depresión.

Ananda Balasana (El bebé feliz): si te sientas en una silla de oficina todo el día, prueba esta pose. Es un gran estiramiento para los músculos pélvicos y la espalda baja.

 

Terminando - Embrace the Grind

Disfruta el tiempo que pasas en tu esterilla de yoga cada semana. Tómate un tiempo para estar agradecido por lo que tienes en la vida y disfruta de la oportunidad que tienes para estirarte. Cada pose que tomas te acerca a sentirte tranquilo y sereno.

Practique con tanta frecuencia como pueda y comenzará a notar una mejora dramática en la fuerza y ​​la salud de su piso pélvico. Tómate de dos a tres semanas y estarás deseando recibir tu dosis diaria de yoga.

Sigue leyendo

Dolor pélvico y dolor durante el coito

Exercises, Treatments and Strengthening Device for an Overactive Bladder - MyElle

Ejercicios, tratamientos y dispositivo de fortalecimiento para la vejiga hiperactiva

¿Qué es la fotobiomodulación? Terapia con láser para el rejuvenecimiento vaginal: ¿existe?