Sequedad vaginal del síndrome premenstrual: ¿qué es la terapia de reemplazo hormonal y es adecuada para usted?

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) es una terapia de rutina para los síntomas de la menopausia, como atrofia vaginal, sequedad vaginal del síndrome premenstrual, estado de ánimo bajo y sofocos. A medida que envejecemos, nuestro cuerpo comienza a reducir la producción de hormonas, lo que reduce la cantidad de estrógeno y progesterona en la sangre. Este cambio puede producir efectos adversos para la salud en la vejez.

Como resultado de esta disminución en la producción de hormonas, las mujeres comienzan a experimentar los signos de la menopausia. La TRH ayuda a restablecer el equilibrio de los niveles hormonales, lo que le permite disfrutar de la vejez sin la frustración de luchar contra la baja producción hormonal. Si se pregunta qué ayuda con la sequedad vaginal y cómo puede aumentar su rendimiento sexual en la vejez, la TRH es la respuesta.

Sin embargo, los estudios de TRH a gran escala muestran que la TRH no siempre es la opción correcta para las mujeres que están entrando en la menopausia o que tienen perfiles hormonales bajos. Los riesgos relacionados con el uso de THS dependen del tipo de THS, el tamaño de la dosis y la duración del tratamiento. Al evaluarlo como candidato para la TRH, los médicos lo evaluarán por sus riesgos para la salud del tratamiento.

Para obtener el mejor resultado de su terapia, su médico debe personalizar su tratamiento. Por lo tanto, su médico extraerá una muestra de sangre y la enviará para su análisis para obtener una visión precisa de su perfil hormonal.

Su médico le recomendará que los visite al menos una o dos veces al año para un chequeo. Durante el chequeo, su médico toma muestras de sangre para analizar los efectos de la TRH en su cuerpo. Ajustan su tratamiento en función de sus resultados, y puede llevar de 6 meses a un año marcarlo correctamente.

 

¿Cuáles son los tipos de THS disponibles?

La terapia de reemplazo hormonal se enfoca en restaurar los niveles de estrógeno en su cuerpo. Después de la menopausia, la falta de estrógeno circulante puede causar problemas con su sexualidad, estado de ánimo y comportamiento.

La TRH tiene un impacto considerable en su cuerpo: estos medicamentos poderosos pueden hacer que se sienta como un adolescente nuevamente o pueden hacerlo sentir terrible.

Trabajará en estrecha colaboración con su médico durante el primer o segundo mes de su terapia. Durante este tiempo, su médico monitorea su progreso con el tratamiento, realizando los cambios necesarios en su protocolo para mejorar su bienestar y calidad de vida.

Hay dos tipos de TRH disponibles.

Terapia hormonal sistémica: este tratamiento implica el uso de estrógenos sistémicos. Este producto viene en muchos formatos diferentes, incluidos parches para la piel, píldoras, geles, anillos, aerosoles o cremas. Este tipo de TRH es el formato de tratamiento más común para las mujeres.

Terapia hormonal vaginal: con este tratamiento, usted inserta tabletas o anillos en su vagina, minimizando la cantidad de estrógeno que el cuerpo absorbe de la terapia. Esta forma de TRH es útil para tratar problemas hormonales menores, como sofocos e incontinencia urinaria.

Si es usted y todavía tiene su útero, su médico le recetará progesterona junto con su THS con estrógenos. La ingesta de estrógeno sin progesterona puede provocar el crecimiento del revestimiento del útero y provocar trastornos dolorosos que ponen en peligro la vida, como la EPI y el cáncer de endometriosis.

Las mujeres que ya se han sometido a una histerectomía no necesitan incluir progesterona con su TRH.

 

¿Cuáles son los riesgos relacionados con la TRH?

Un estudio a gran escala del tratamiento de TRH con un medicamento de estrógeno y progesterona muestra que la terapia aumenta el riesgo de que ocurran las siguientes condiciones médicas.

  • La enfermedad cardiovascular
  • Carrera
  • Coagulación de la sangre
  • Cáncer de mama

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada individuo tiene una respuesta diferente a la TRH. SI se siente triste y sus hormonas no están bien, vale la pena correr el riesgo de ver si la terapia funciona para usted. Si funciona para usted, podría notar cambios duraderos para mejorar su salud.

La edad es el factor de riesgo más importante para las mujeres que toman THS. Las mujeres mayores de cincuenta años, o aquellas mujeres que esperan más de diez años después de comenzar la menopausia, no son candidatas adecuadas para la TRH. Es mejor comenzar el tratamiento lo antes posible después de notar los signos de la menopausia.

 

Conclusión clave: la TRH es un viaje individual y personal

Su tratamiento de TRH es individual para sus necesidades personales. Concierte una cita con su médico. Su médico realizará un análisis de sangre y repasará sus opciones.

Sigue leyendo

Restauración vaginal: 6 formas de estimular naturalmente su deseo sexual

Exercises, Treatments and Strengthening Device for an Overactive Bladder - MyElle

Ejercicios, tratamientos y dispositivo de fortalecimiento para la vejiga hiperactiva

¿Cómo ayudar a la sequedad vaginal? ¿Es el aceite de coco una buena opción?