TERAPIA LUMINOSA DE BAJO NIVEL Y TU VAGINA

LOW LEVEL LIGHT THERAPY AND YOUR VAGINA

La luz es una parte esencial de nuestra vida diaria, pero ¿sabías que nuestras células pueden beneficiarse significativamente de longitudes de onda específicas? A medida que nos convertimos en una sociedad más privada de luz, nuestras células se han visto menos expuestas a formas benéficas de luz, especialmente a nuestras regiones más íntimas. La terapia de luz de bajo nivel utiliza longitudes de onda de luz visible para exponer el cuerpo a tipos de luz beneficiosos sin exposición a formas peligrosas. 

El tejido vaginal cambia a lo largo de la vida de una mujer. A medida que las mujeres envejecen o experimentan el parto, su tejido vaginal disminuye en elasticidad. Cuando las mujeres entran en la menopausia, la circulación y el flujo sanguíneo en la vagina disminuyen con la disminución de los estrógenos. Esto puede afectar negativamente la hidratación vaginal y la función de la vejiga, haciendo que las relaciones sexuales e incluso el uso del baño sean incómodas. Muchas mujeres sufren en silencio o recurren a costosas cirugías o medicamentos para tratar de combatir algunos de estos problemas. 

La fotobiomodulación, también conocida como fototerapia de bajo nivel, es una alternativa no invasiva. Se dirige a las células responsables de estas funciones para estimular y aumentar la síntesis de colágeno y elastina en el tejido vaginal y las áreas de soporte. El cuerpo tiene una amplia gama de tejidos y tipos de células que tienen sus propias características únicas de absorción de luz de célula a célula. La terapia de luz de bajo nivel utiliza diferentes colores / longitudes de onda de luz para enfocar las características de absorción de luz en una ubicación específica para producir los resultados deseados. 

Esta tecnología tiene como objetivo aumentar la producción de ATP celular dentro de las mitocondrias. El ATP es la moneda de energía de nuestras células y es vital en la reparación celular y la producción de nuevas células. Cuando la función mitocondrial normal se restaura mediante la fotobiomodulación, el metabolismo celular mejora, lo que permite una mayor producción de colágeno y elastina, la curación de los nervios y un mayor control voluntario de los músculos.

Una nueva investigación está comenzando a mostrar que nuestras células utilizan energía luminosa para comunicar información de célula a célula, utilizando biofotones. Actualmente se han completado más de 3,000 estudios que demuestran la eficacia y efectividad de la luz.


Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.