EJERCICIOS, TRATAMIENTOS Y DISPOSITIVO DE FORTALECIMIENTO PARA UNA VEJIGA HIPERACTIVA

¿Se despierta más de dos veces por noche para ir al baño, se encuentra orinando más de ocho veces en un solo día? Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es sí, es posible que tenga una vejiga hiperactiva.

Una vejiga hiperactiva es un problema increíblemente frustrante. Afortunadamente, es completamente curable. Sin embargo, antes de comenzar el tratamiento para rectificar la situación, el problema puede causar un sufrimiento incalculable en su vida.

 

¿Qué es una vejiga hiperactiva?

Hay varias razones por las que podría estar lidiando con los efectos de una vejiga hiperactiva. Los resultados de la afección pueden ser vergonzosos en situaciones sociales y costarle productividad en el trabajo. Uno de los síntomas característicos de la afección es un aumento en la frecuencia normal de la micción.

Descubrirá que necesita ir al baño más de lo habitual. Podría terminar de orinar, volver a su escritorio y darse cuenta de que tiene la sensación de que no vacía la vejiga. Como resultado, debe hacer un viaje de regreso al baño y comienza a gotear en el camino.

La vejiga hiperactiva puede ocurrir en mujeres posparto que experimentan cambios en el piso pélvico debido al parto. El suelo pélvico es el grupo de músculos y ligamentos de la pelvis.

Esta estructura toma la forma de un "cabestrillo" que mantiene unidos el útero y la vejiga. Cuando el suelo pélvico pierde su integridad estructural, la vejiga puede descender hacia el útero. Como resultado del cambio, comienza a desarrollar síntomas.

¿Existe alguna forma de detener los efectos de una vejiga hiperactiva y devolverle la salud? ¿Es la cirugía la única opción o puede hacer los cambios que necesita en su suelo pélvico en casa?

La buena noticia es que con una dedicación a los ejercicios y la terapia, tiene muchas posibilidades de recuperarse de su vejiga hiperactiva. Aquí hay cinco estrategias que puede utilizar para que su vejiga vuelva a funcionar normalmente.

 

Haz tus ejercicios de Kegel todos los días

¿Qué es un Kegel? Son ejercicios desarrollados por el Dr. Arnold Kegel en la década de 1940. Siguen siendo el medio más eficaz para fortalecer el suelo pélvico. Los ejercicios de Kegel son un ejercicio útil para las mujeres posparto y menopáusicas, y para la salud pélvica en general, independientemente de su estado de salud; incluso los hombres pueden beneficiarse de la práctica de los ejercicios de Kegel.

El artículo de investigación original del Dr. Kegel que presenta el protocolo de ejercicio es algo confuso. Hoy usamos una forma abreviada del entrenamiento, pero aún proporciona los resultados que buscamos de este ejercicio.

Todo lo que necesita hacer para realizar los ejercicios de Kegel es conectarse con los músculos que usa para detener el flujo de orina a mitad de camino. Después de construir este puente entre la mente y los músculos, aprieta con fuerza y ​​levanta los músculos hacia el ombligo (ombligo).

Repita este ejercicio unas 10 veces y hágalo dos veces al día. Después de 45 días, notará una diferencia considerable en sus síntomas y, a los 90 días, debería volver a su urgencia vesical habitual, siempre que siga un poco de reentrenamiento vesical.

 

Reentrenamiento de la vejiga

Algunas personas tienen incontinencia y síntomas de vejiga hiperactiva durante años antes de decidir hacer algo para cambiar la situación. A veces, los síntomas empeoran, lo que los obliga a actuar contra el problema antes de que se salga de control y terminan en pañales para adultos.

Sin embargo, es bastante fácil volver a entrenar su vejiga. Todo lo que necesita hacer es ser consciente o "consciente" de su problema de vejiga. Niégate a ir al baño hasta que apenas puedas aguantar más.

Aumente el tiempo entre las sesiones de baño: será incómodo al principio, pero después de unos días, notará que está progresando.

 

Invierta en un dispositivo de luz roja

Un dispositivo de fortalecimiento de la vejiga de luz roja es una excelente opción para restaurar la integridad estructural de su piso pélvico. Este dispositivo se adapta ergonómicamente a la vagina mediante un gel lubricante fotónico especializado.

Activa los LED en la parte frontal del dispositivo y emiten luz roja en las células de los tejidos de la pelvis. Los LED apuntan a las paredes vaginales y al cuello uterino, bañando los tejidos con una luz roja curativa.

La luz roja ayuda a impulsar la producción, la comunicación y la rotación de las células. Como resultado, le da a sus tejidos un impulso en la producción de colágeno en la pelvis, lo que les permite sanar y restaurar la vejiga a su posición original.

Es seguro usar un dispositivo de luz roja en el hogar cada dos días, sin efectos secundarios duraderos ni reacciones adversas para la salud a la terapia.

 

Prueba la biorretroalimentación sensorial

La biorretroalimentación sensorial puede ayudarlo a obtener mejores resultados de su entrenamiento de Kegel. Su médico utiliza tecnología como analizar señales de audio y gráficos a través de sistemas de software para identificar los músculos que está contrayendo con sus ejercicios de Kegel.

Con esta información, pueden enseñarle cómo ajustar el movimiento para una mejor eficacia y resultados de su entrenamiento. 

 

Cambios en la dieta y el estilo de vida para acelerar su recuperación

Su dieta juega un papel esencial en su salud pélvica. Cuando come en exceso alimentos procesados ​​y productos de azúcar refinada como refrescos, comida rápida y dulces, se genera inflamación.

Este efecto comienza en el sistema digestivo y se extiende por todo el cuerpo en una marea de citocinas de efectos inflamatorios. La inflamación provoca un empeoramiento de sus sistemas de incontinencia.

Consuma cereales integrales, grasas saludables y muchas frutas y verduras. Considere una dieta a base de plantas por un tiempo para reducir cualquier inflamación sistémica que aceche en su cuerpo. Deja de tomar café; esta bebida contiene una enzima diurética que aumenta su necesidad de ir al baño.

 

Dispositivos de terapia con láser de CO2 para el rejuvenecimiento vaginal

Como se mencionó, la producción de colágeno es esencial para reconstruir las estructuras musculares de la vagina y la pared pélvica; muchas mujeres que se someten a un parto natural experimentan una distorsión y un estiramiento completos de los músculos en esta área.

Como resultado, deben depender de una combinación de terapia de luz roja y procesos con láser de CO2 para ajustar la vagina a la condición previa al embarazo. El láser de CO2 vaporiza cualquier tejido flácido en el revestimiento de la vagina mientras estimula la producción de colágeno en la pelvis.

Algunas revisiones de dispositivos de control de la vejiga sugieren que los láseres de CO2 pueden ser dañinos para la vagina. Sin embargo, esto se refiere a las pocas mujeres que se exceden en el tratamiento, lo que provoca quemaduras en la pared vaginal. Con un uso pragmático, no debería tener ningún problema.


Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.